Antes de Bjork: The Sugarcubes

Actuación en directo, con Björk y Einar dirigiendo.
Actuación en directo, con Björk y Einar dirigiendo.

La cantante islandesa es un referente cultural y político para Islandia, un icono de talla mundial que hace que el nombre de su país aparezca en ámbitos donde de otra manera sólo se hablaría inglés. Estamos en el norte del mundo y abundan los icebergs. Bjork es la punta del iceberg de la cultura musical islandesa. A menudo, Bjork, su alargada sombra tapa otros grupos de la isla, de igual calidad pero menos conocidos. Una de las mayores sorpresas que uno se lleva al conocer la cultura islandesa es la profusión de músicos, artistas plásticos y escritores. En el ámbito musical tenemos que citar a la revoltosa y pizpireta Emiliana Torrini, a los oscuramente etéreos Sigur Ros, al pop experimental de Mûm o a los electrónicos Gus Gus. Y esto sin citar a los músicos de jazz, de metal o clásica. Un verdadero orfeón musical para una isla de 300.000 mil habitantes.

En la imagen superior la foto del interior del albúm, Here Today, Tomorrow, Next Week!, segundo de la banda y preludio de su prematuro final.

Sugarcubes fue el primer grupo de música pop islandés que rompió el aislamiento musical de la isla. Islandia se ha visto muy influenciada por la cultura norteamericana, ya que la isla fue un punto estratégico durante la guerra fría. La base norteamericana, la presencia constante de los G.I’s y la ayuda económica moldearon y ayudaron a la modernización de la tierra vikinga. Las influencia musicales no se hicieron esperar, desde el jazz, el soul, country o blues.

Portada del primer disco de Sugarcubes: Life ut's too good!
Portada del primer disco de Sugarcubes: Life ut’s too good!

Sugarcubes nace en 1986 con la unión de una serie de músicos con talento y personalidad. De entre ellos destacan una jovencísima Björk Guðmundsdóttir, a la voz y los teclados y Einar Örn Benediktsson (voz y trompeta). Su primer disco, Life it’s too good! es un éxito en Gran Bretaña y les abre las puertas de los Estados Unidos. La canción Birthday da el tono de lo que serán sus dos álbumes principales, una fresca y alocada revisión islandesa de grupos como los alocados B-52’s norteamericanos. La voz estridente pero envolvente de Björk comienza su larga carrera.

Tras la buena acogida del primer LP, surgen disensiones internas, querellas amorosas (Björk se separa de uno de los miembros Thor Eldon, que se vuelve a casar, pero esta vez con la nueva teclista) y disensiones sobre la dirección a tomar. Así la salida del segundo disco, Here Today, Tomorrow, Next Week! en 1989 significa casi el final del grupo. El disco no tiene el éxito esperado y se queda a medio camino entre el fracaso y la consagración. Y eso a pesar de una canción Regina, la primera que escuché del grupo.

A finales de los 80 comenzaba a picotear entre los discos y las cassettes de mis amigos más avanzados musicalmente. Recuerdo una tienda de mi ciudad, luminosa y repleta de decenas de vinilos, LPs y singles, y los CDs que comenzaban a hacerse hegemónicos. Recuerdo la música batiente, el volumen brutal. Allí con el poco dinero que ahorrábamos me compré , Here Today, Tomorrow, Next Week! Hoy poseo ese vinilo. Fue mi primer disco escandinavo. Después la carrera de Sugarcubes se apagó. Las disensiones internas llevaron al final del experimento en 1992 tras la salida de su último disco, mucho más electrónico y discotequero.

Björk desplegaba sus alas e iniciaba una carrera internacional que la ha llevado a un estrellato parcial y especializado. Perdí su hilo, pero aún sigo escuchando ese disco plateado y gris como los inviernos islandeses.

Arto Paquetto para Guía de Islandia.es

Y para rememorar esos tiempos el video del mayor exito de Sugarcubes, “Regina”:

Imagen de previsualización de YouTube

Añadir comentario