Playas de Reynisfjöru / Reynisfjara y Vik

Playa de junto a Vik. ©Neus Cañas
Playa de Reynisfjara junto a Vik. Impresionante al atardecer ©Neus Cañas

La playa de Reynisfjöru / Reynisfjara, dependiendo de donde y quien las mencione, protegen la península rocosa del cabo de Reynisfjall. Son dos de las playas más reputadas de Islandia por su belleza. Playas de arena negra y cantos rodados batidos por el mar. Elegidas entre las más bonitas del mundo, son ideales para un paseo o una pequeña ruta de senderismo saliendo desde el pueblo de Vík í Myrdal.

Qué ver, qué hacer en Reynisfjara y Vik.

La zona de vik cuenta con numerosos atractivos. Los Acantilados de Reynisfjall; las playas; las agujas de Reynisdrangar; el arco de Dyrhólaey y su faro y las columnas basálticas de Gardar.

Arco de Dyrhólaey desde la playa de Reynisfjara. ©Neus Cañas.

Para llegar sólo hay que coger la Ring Road en Reykiavík en dirección este. Een unas 2 horas y 20 minutos estaremos alli.

Las agujas de Reynisdrangar, islotes afilados que llegan a los 43m de altura protegen el cabo del mismo nombre. Al pie de los acantilados se encuentra una zona de columnas de basalto. Son las columnas de Gardar y son casi tan famosas como la conocida Calzada de los Gigantes de Irlanda del Norte. Ello se debe a que han salido en innumerables películas, series de televisión y anuncios.

En mitad de la playa otro farallón solitario se alza como abandonado entre la arena negra. Finalmente del lado oeste, el arco de Dyrhólaey y su faro componen un panorama que incluso en la espectacular Islandia, nos deja con los ojos abiertos de admiración.

Del otro lado del cabo de Reynisfjall se halla Vík y otra playa desde la que admirar las agujas de Reynisdrangar.

Excursiones guiadas y rutas por la zona de Vik y las playas de Reynisfjara.

Plano de la zona de Vík.

La naturaleza espectacular de Islandia se condensa en la zona de Vík.
La naturaleza espectacular de Islandia se condensa en la zona de Vík.