Año Nuevo en Islandia

Si lo que buscan es vivir una Nochevieja especial, diferente, Islandia es el lugar indicado. La magnífica naturaleza del país, con sus paisajes espectaculares y las poderosas energías naturales, el encanto de Reykjavik, con su extraordinaria vida cultural y nocturna, la misteriosa atmósfera que se crea en el país por la escasa luminosidad en invierno, y las luces verdes de las auroras boreales que iluminan el cielo oscuro… Todo ello, unido a que la celebración del Año Nuevo en Reykjavik es única, por sus espectaculares fuegos artificiales, las hogueras y el impresionante ambiente festivo en el que se internan todos los habitantes de la ciudad, hacen de Islandia, el lugar ideal para pasar los últimos días del año.

La belleza de Reykjavík se multiplica en Nochevieja con el impresionante festival de fuegos artificiales lanzados desde todas las casas de la capital. Una experiencia única. Foto de Flugufrelsari.
La belleza de Reykjavík se multiplica en Nochevieja con el impresionante festival de fuegos artificiales lanzados desde todas las casas de la capital. Una experiencia única. Foto de Flugufrelsari.

Excursión: Año Nuevo en Reykjavik

La Nochevieja en Islandia se celebra por todas partes, pero la capital del país  se impone como una de las más espectaculares. Les proponemos una excursión nocturna por Reykjiavík el 31 de diciembre, a partir de las 20:00, para disfrutar del espectáculo único de fuegos artificiales, acompañado de las típicas tostadas y vino espumoso.

Más información y reservas.

Mucha gente cena en Nochevieja en restaurantes, que suelen ofrecer un menú especial para la Noche de Fin de Año. El visitante podrá degustar las especialidades de la gastronomía islandesa más sabrosas, como pescados frescos, marisco, carne de cordero, bacalao o el “Ptarmigan”, una especie de perdíz.

A pesar del frío, la gente sale a las calles y plazas a celebrar la entrada del Año Nuevo. Hay tradición de reunirse en torno a una hoguera en la que todo el barrio participa, y forman parte intrínseca de la celebración de San Silvestre en Islandia. A media noche se da bienvenida al Año Nuevo y desde todos los lugares de la ciudad se lanzan fuegos artificiales al mismo tiempo – no olvidemos que en Islandia no se prohibe esta práctica – y Reikjavik se convierte en un espectáculo de luz y color. Les recomendamos que se sitúen en un lugar alto para disfrutar de una vista excepcional de este mágico festival de luces.

Miles de habitantes de Reykjavik se reúnen en Nochevieja en torno a las típicas hogueras de Nochevieja despidiendo el año. Foto de Dísin.
Miles de habitantes de Reykjavik se reúnen en Nochevieja en torno a las típicas hogueras de Nochevieja despidiendo el año. Foto de Dísin.

La celebración del Año Nuevo continúa por las calles, bares, pubs y discotecas de la capital; si la vida nocturna en Reykjavík suele ser ya de por sí intensa y excitante, por el buen ambiente que hay en bares, pubs y discotecas, la última noche de año se convierte en una fiesta contínua. Podemos escuchar música a lo largo de toda la noche y la mayoría de los locales abren hasta el amanecer.

En la segunda ciudad más importante de Islandia, Kópavogur, y aunque la celebración es menos espectacular, también hay fuegos artificiales y por la noche hacen una gran hoguera. También pueden celebrar el Año Nuevo en Islandia de una forma más tranquila, en plena naturaleza, en una clásica cabaña islandesa de madera y darse un baño a medianoche en un jacuzzi o “Storvatt”, el típico baño exterior, desde el que tal vez puedan ver una aurora boreal, un espectáculo maravilloso: ¡qué mejor forma de recibir el Año Nuevo en Islandia!.

Descubrir Islandia en Navidades

Pasar las Navidades y el Año Nuevo en Islandia es una ocasión para hacer alguna escapada y conocer algunos de los lugares más espectaculares de la isla. Como aquellos que están en el Círculo de Oro: el Parque Nacional de Þingvellir, de gran interés geológico puesto que está situado sobre la falla en la que se unen las placas americana y europea; Gullfoss, la famosa “cascada de oro”, una de las más grandes cascadas de Islandia; y el Valle de los Géiseres, donde podrán ver el Geyser de Strokkur y su columna de agua hasta 30 metros de altura, que surge de la tierra cada pocos minutos, así como otras muchas aguas termales hirviendo. Seguramente podrán ver cómo hornean pan en la tierra caliente, toda una curiosidad. Con un poco de suerte, podrán ver auroras boreales.

Si pasan las vacaciones de Navidad en Islandia, no se pierdan la espectacular cascada de Gulfoss, que forma parte del llamado "Círculo de Oro", una de las rutas turísticas más espectaculares del país ártico. Foto de claire.ashman.
Si pasan las vacaciones de Navidad en Islandia, no se pierdan la espectacular cascada de Gulfoss, que forma parte del llamado “Círculo de Oro”, una de las rutas turísticas más espectaculares del país ártico. Foto de claire.ashman.

Otra posibilidad de visita en sus vacaciones de Fin de Año en Islandia es descubrir la costa sur para lo cual tendrán que atravesar un paisaje de grandes extensiones y majestuosas montañas, y ver el famoso volcán Hekla con sus columnas de basalto, además de las espectaculares cascadas de Skógafoss, Seljalandsfoss y Glufrafoss. En la costa sur descubrirán el magnífico acantilado de Dyrhólgey, la aldea de Vik y la hermosas playa de arena negra de Reynisfjara.

Desde Reykjavik también pueden bajar hacia el lago Kleifarvatn, cerca del cual podrán ver la zona geotérmica Krýsuvík, con sus poderosos chorros de vapor, pequeñas fuentes termales, pozas de barro, aguas en ebullición,… Siguiendo por la costa, verán impresionantes acantilados hasta llegar a la ciudad de Grindavik, desde donde llegarán fácilmente a la Laguna Azul, una maravilla de la naturaleza situada en el centro de un campo de lava negra y con unas magníficas aguas azules ricas en minerales y a una temperatura de 35-38º. Todo un plan para darle la bienvenida al año nuevo en Islandia: darse un baño termal relajante en este lugar extraordinario, un poco irreal.

En sus vacaciones de Navidad en Isladia aprovechen pues para conocer los lugares más bellos y emblemáticos de la isla. Y celebren el Año Nuevo en Reykjavík en una noche única en la que fuegos artificiales de colores iluminan el cielo y la atmósfera se vuelve mágica.

Añadir comentario