Vacaciones termales en Islandia

El termalismo, tradición islandesa.
El termalismo, tradición islandesa.

El termalismo es una actividad, un tipo de reposo vacacional extendido en todo el norte de Europa. El clima y la abundancia de fuentes termales hace que, además, en Islandia sea un recurso energético clave. Toda Islandia se alimenta en agua caliente y calefacción gracias a la geotermia. Desde el final de la II Guerra Mundial, se fueron construyendo canalizaciones público y gestionado por el Estado que abastece todas las casas del país y que hacen que el coste energético de las calefacciones sea muy bajo.

Además de las ventajas ecológicas y logísticas, la geotermia y el termalismo son un recurso turístico de primera importancia. Dos de los sitios turísticos más famosos y frecuentados de Islandia, el Blue Lagoon – La laguna Azul, y el Valle de los geiser de Haukadalur son manifestaciones termales.

En España, las aguas, los balnearios, no son demasiado conocidos ni populares, excepción hecha de Galicia y algunas comarcas pirenaicas. Su asociación a la alta sociedad de finales del XIX y sobre todo el desconocimiento mutuo de las regiones españolas hace que este recurso turístico y de salud no sea conocido en general.

Todo lo contrario observamos en Escandinavia, donde la sauna finlandesa es un monumento nacional, que se usa también en Noruega, Suecia o Rusia. En Islandia, las piscinas termales, muchas al aire libre son un rasgo des país. Lo mismo ocurre en Japón donde las abundantes fuentes termales se asocian a una cierta filosofía de la vida

Las zonas termales de Islandia.

En Islandia se distingue entre zonas termales de baja y alta temperatura. Las de baja temperatura (menos de 150º C) son las más comunes, conociéndose en la isla cerca de 250 zonas con más de 700 fuentes. Si en su viaje por Islandia se encuentra con las palabras “laug” o “hver” en algún cartel o topónimo, eso significa que existen zonas termales. La temperatura media de las fuentes es de 75º, por lo que tengan mucho cuidado en mojarse las manos o la cara, si quieren evitar quemaduras. Siempre, respete las indicaciones y no salga de las zonas especialmente acondicionadas para el baño.

El clima en Islandia se va suavizando desde marzo, pero eso no significa que el calor sea agobiante, ¡ni mucho menos!

La Laguna Azul , Bláa Lónið

El centro termal del Blue Lagoon será un espectáculo increible para quienes no conocen el termalismo.
El centro termal del Blue Lagoon será un espectáculo increible para quienes no conocen el termalismo.

Está instalación en la más conocida y turística de las decenas y decenas de piscinas naturales o artificiales de Islandia. Todas las guías, todos los viajeros recuerdan que la piscina es un lugar de disfrute, encuentro y relajación. A 40 Km. de Reykiavik es un lugar ideal para no tener que desplazarse a zonas más alejadas. Con el desarrollo de la energía geotérmica se creó un lago artificial gracias a aguas que provienen de un pozo de 2000 metros de profundidad. Tras usarse en la producción de electricidad y extraerse parte de su calor para el sistema de calefacción islandés, el agua llena el lago artificial y deleita a los miles de visitantes.

El agua de la Laguna Azul es rica en sílice y azufre, minerales benéficos para ciertas afecciones de la piel. De hecho desde 2005 una clínica que trata ciertas dermatitis se encuentra junto al lago. Además de las piscinas al aire libre, el centro del Blue Lagoon poseen saunas, spa, una cascada y salas de masajes.

La temperatura media de la zona de baño oscila entre los 37 y 39º, temperatura perfecta para disfrutar y relajarse en mitad de un paisaje volcánico de fin del mundo. El complejo abre sus puertas todo el año, con lo que incluso en pleno invierno.

Playa termal de Nautholsvik

El otro centro termal de Islandia es la playa termal de Nautholsvik. De forma natural en esta zona un pequeño arroyo termal desembocaba en el mar. Gracias a las modernas instalaciones se ha creado una playa termal con arena dorada donde se mantiene el agua a unos 20 ºC. Una pura contradicción en el ártico islandés, un privilegio para los habitantes y los visitantes de la isla. Ideal para descansar al sol, sin pensar en el frío, ni la nieve. Además un pequeño restaurante nos surte de todo lo necesario.

Vacaciones en Islandia.

La playa termal de Nautholsvik, única en el mundo.
La playa termal de Nautholsvik, única en el mundo.

Los vuelos son menos frecuentes en otoño e invierno, pero ciertas capitales como Londres, Estocolmo, Oslo, Copenhague o París poseen vuelos a buen precio durante todo el año. Mucha gente aprovecha esa temporada baja para viajes cortos de tres o cuatro días y disfrutar del invierno ártico y las curas de aguas termales en un entorno bañado por el brillo cegador de la nieve.

Con todo, la mayoría de los turistas termales escogen Islandia desde la primavera hasta septiembre, donde el clima es agradable sin excesivos calores.

El termalismo es una práctica asociada a veces a la filosofía y el misticismo, en Islandia es una práctica de salud pública, una costumbre y un momento relacional que substituye a los bares del sur de Europa. Junto a esta forma de divertimento, el termalismo incluye la celebración de festivales musicales y conciertos. Así ciertas actuaciones del Festival más importante de Islandia, el Airwaves Festival se celebran en plena Laguna Azul. Este año del 20 de octubre al 1 de noviembre.

En Reykiavik las mejores piscinas termales son las de Arbaejarlaug, Laugardalslaug, Sundhollin y Vesturbaejarlaug. Justo a esas cuatro piscinas termales principales existen tres modernos y lujosos spas, el Laugar Spa de cinco estrellas; el Nordica Spa y el Mecca Spa.

Buen viaje y disfrute de las aguas termales de los lagos y playas islandesas.

Añadir comentario