Volcanes en Islandia

Erupción en la noche islandesa. Foto de Eydis.
Erupción en la noche islandesa. 

Los volcanes son uno de los estandartes del turismo en Islandia, además de un elemento de la tradición, la historia y la vida islandesa. Y lo son porque Islandia es un producto de la geología volcánica. La isla ha surgido sobre las cumbres de la Dorsal Atlántica, esa cordillera submarina que cose el fondo del océano Atlántico. Esa herida abierta es una zona de creación de corteza terrestre, una zona que amplía progresivamente el océano y separa indefectiblemente America de Asía y Europa. Con ese lento movimiento de creación de corteza terrestre, Islandia crece y la falla que la divide se amplía. Los terribles movimientos telúricos provocan fracturas en la corteza terrestre provocan terremotos y favorecen la aparición de volcanes.

Mapa con las zonas volcánicas y la dorsal atlántica.
Mapa con las zonas volcánicas y la dorsal atlántica.

Más de 200 vólcanes están censados y unos 130 son más o menos activos. Treinta sistemas volcánicos orlan la isla de sudoeste a nordeste en una línea que pasa al sur de Reykiavik y llega hasta la zona norte del Parque Nacional de Vatnajökull por el lago de Myvatn y la región de Círculo de Diamante.

Sistemas como el del Hekla, el Grímsvötn o el Krafla, tienen cierta regularidad, otros como el mediático Eyjafjallajökull, eructan y perturban el tráfico aéreo. Desde que existe constancia histórica (año 900) una veintena han entrado en erupción. Así la de 1104 del Hekla o la de 1783 del Laki fueron mortíferas y pusieron en peligro el poblamiento humano de Islandia. Ya en 1875 la erupción del Askja se sintió en Escandinavia. Más recientes la que creo la isla de Surtsey en 1963; las de las cercanas islas Vestmann en 1973, o la última en el Eyjafjallajokull en 2010 han causado ciertos problemas.

Volcanes, peligro y turismo.

Ciertas de las erupciones históricas provocaron muerte y destrucción o simples perturbaciones aéreas, sin embargo Islandia vive también gracias a su subsuelo y las fuerzas que encierra. La energía geotérmica abastece en calefacción a casi toda la isla y evita la dependencia energética. Sitios turísticos como la Laguna Azul, el valle de Thigvellir o los geisers de Haukadalur no existirían. De la misma forma todas las zonas volcánicas se encuentran entre las zonas más visitadas por los islandeses y los turistas.

Viajes organizados y consignas de seguridad.

La visita de las zonas volcánicas exige en primer lugar que nos informemos in situ sobre las dificultades, la situación y condiciones climáticas y vulcanológicas y sobre todo si es posible visitar esas zonas en solitario. Muchas de ellas sólo pueden verse en compañía de guías especializados que aportarán el material y la información precisa para realizar la excursión con total seguridad. Nunca se interne en una zona volcánica sólo y siempre debe orecer la señalización y las consignas que se le den.

Para más información sobre viajes y excursiones a zonas volcánicas escribanos a nuestro correo: info@guiadeislandia.es

Caldera inundada del volcán Kerid. Un volcán reconvertido. Foto de Melissa Jane Ferrell.
Caldera inundada del volcán Kerid. Un volcán reconvertido. 

Volcanes y sistemas volcánicos.

Algunos de los volcanes cuentan con su propia página donde ampliamos la información, para acceder a ella pinche en el enlace.

VOLCANES EN EL SUR Y SUROESTE.

Reykjanes/Gunnuhver.

Eyjafjallajökull. Mundialmente conocido desde 2010 por perturbar los vuelos de media Europa.

Krýsuvík/Trölladyngja, Brennisteinsfjöll, Hengill. Hekla. Otro de los volcanes más activos de Islandia. La región es muy apreciada por los senderistas que han hecho de la ruta de Landmannalaugar, una de las más conocidas de Europa.

Katla. Se sitúa bajo el glaciar de Mýrdalsjökull y es uno de los que más miedo da a las autoridades por los efectos que podría tener una erupción de ese tipo.

Eldgjá y Lakagígar, Öræfajökull. También situado bajo el glaciar de Öræfajökull al sur de Parque Nacional de Vatnajökull. Vatnafjöll. Ljósufjöll.

Islas Vestmann. La erupción de 1973 obligó a evacuar el archipiélago, salvando la ciudad de Heimaey in extremis.

Isla de Surtsey. Esta isla es el territorio islandés más joven. La isla surgió en 1963, hoy es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Valle de Haukadalur. Parte de la ruta del Círculo dorado, conocida por sus geiser.

Hveragerði, zona geotérmica cerca de Reykiavik.

Erupción en Rangarvallasysla. Foto ce Ólafur Kr. Ólafsson.
Erupción en Rangarvallasysla. 

VOLCANES EN EL CENTRO Y NORESTE.

Zona del glaciar de Vatnajökull y Bárðarbunga, Gjálp.

Grímsvötn. uno de los más activos.

Laki y Fogrufjöll. Kverkfjöll, Herðubreið, Snæfell,

Askja, situado en una zona muy apreciada por los amantes del senderismo y trekking. Destaca el bello lago de Viti.

Krafla.

VOLCANES EN EL NOROESTE REGIÓN DE LOS FIORDOS.

Snæfellsjökull. Conocido gracias a Jules Verne, se encuentra en el Parque Nacional que lleva el mismo nombre.