Reykiavík

Vista de Reykiavík con sus casas de colores. Foto de Ivaneck.
Vista de Reykiavík con sus casas de colores.

Reikiavík se puede describir como una ciudad cosmopolita, acogedora y moderna, un lugar lleno de vida en el que siempre hay algo que hacer, algún acontecimiento. Hay museos, galerías de arte, innumerables cafés y restaurantes, tiendas modernas, piscinas termales y múltiples atracciones culturales. Y, sobre todo, un ambiente nocturno único. Pero también es un lugar tranquilo con calles limpias y alegres casas de varios colores con aspecto cuidado. No esperen encontrar una ciudad con un casco antiguo con magníficos edificios y monumentos como muchas capitales europeas. Reikiavík es, sin embargo, una bonita ciudad rodeada de naturaleza y llena de contrastes: casitas de colores y de láminas de hierro ondulado, y vanguardistas edificios de cristal.

La capital de Islandia está situada en la parte suroeste de la isla, en la bahía Faxaflói, y tiene tan solo unos 190 mil habitantes, lo que hace de ella una ciudad poco agobiante y cómoda para vivir. Reikiavík significa “bahía de humo, lo cual ya dice bastante de la capital de Islandia y de sus aguas termales, que son auténticos centros sociales, lugares de relax y de reunión. Y, además, los habitantes de Reikiavík usas estas aguas termales para calentar sus viviendas escaleras, aparcamientos, aceras y piscinas.

El clima es bastante suave con respecto a lo que cabría esperar, ya que la corriente del Golfo hace que las temperaturas sean suaves, y los inviernos, aunque son largos y con pocas horas de luz (algunos días sólo cuatro), no son extremadamente fríos. Además, el poder ver las auroras boreales y el atractivo ambiente de la ciudad, tanto de de día como de noche, compensan. Y, en cuanto a los veranos, Reikiavík se convierte en el centro de una actividad continua, en una ciudad luminosa donde nunca es de noche, y los habitantes encuentran mil y una cosas que hacer.

Para saber cuál es el tiempo en Reykiavik en los próximos días visite vea la previsión aquí.

La escultura del barco vikingo, un lugar de visita obligada para los turistas que recorren el puerto de Reykiavík. Foto de sophieatkinson.
La escultura del barco vikingo, un lugar de visita obligada para los turistas que recorren el puerto de Reykiavík.

El magnífico entorno natural que rodea Reikiavík invita a los viajeros a iniciar alguna de la rutas que parten de la capital para descubrir este bello país. O realizar cualquiera de las mil y una actividades que ofrece: una caminata al Monte Esja (a 914 metros de altitud) que domina la ciudad, para ver las hermosas vistas; caminatas por los glaciares, paseos a caballo, avistamiento de ballenas, pesca de salmón, jugar al golf a medianoche, escalada, navegación, … Todo esto y más les propone esta capital y la espléndida naturaleza que la rodea.

Excursión por Reykiavík (nocturna): en busca de las Luces del Norte

Les proponemos una interesante excursión por Reykjavík para presenciar uno de los fenómenos naturales más espectaculares: la aurora boreal. Este tipo de excursiones tienen lugar entre el 15 de septiembre al 15 de abril, cuando es de noche en Islandia durante gran parte del día. Duración: 3- 5 horas. Salida a la 20:00.

Excursión Reykjavík: aurora boreal.

Cómo llegar a Reykiavík

Para llegar a Reykiavík en avión, pueden hacerlo desde Alicante, Barcelona y Madrid con Icelandair, y si vienen desde América, haciendo una escala en una de estas tres ciudades o con las compañías islandesas que tienen vuelos directos (aunque es más barato ir por España). Algunas de estas compañías sólo vuelan desde España en verano, salvo WOW Air (low cost) que vuela durante todo el año desde Alicante a Reykiavík. Esta compañía vuela en verano también desde Barcelona y Madrid, y la compañía Icelandair. Llegarán directamente al aeropuerto de Keflavík: vayan a nuestra página para más información.

Otra forma de llegar a Reykiavík es en crucero, aunque los españoles suelen optar por el avión. Pero desde América (Bostón, Nueva York o Montreal, hay cruceros de unos 28 días que llegan a Islandia.

 Reykjiavík es color, podemos verlo en sus casas de madera que hacen de la ciudad un lugar agradable y hermoso. Foto de Teatsche (dijkhuisphotography.com).
Reykjiavík es color, podemos verlo en sus casas de madera que hacen de la ciudad un lugar agradable y hermoso.

Dónde dormir en Reykiavík

En la capital de Islandia hay una gran variedad de alojamiento, hoteles de 1 a 4 estrellas en pleno centro de la ciudad, bed & breakfast o casas de huéspedes (guesthouses) (con desayuno incluido y un trato más familiar), pensiones y cadenas hoteleras a buen precio. Si van varios, tal vez la mejor opción sean los apartamentos en Reykiavík. También están los campings y los albergues u hostales, una forma de alojamiento barato en Islandia, aunque no olviden reservar con antelación y llevar el carnet de alberguista. Un pequeño consejo: si van en verano, no olviden que hay luz durante casi todo el día, y muchos hoteles no tienen persianas, por lo que les recomendamos que lleven antifaces. También les aconsejamos reservar con antelación, antes de viajar: pueden comparar precios y elegir diferentes tipos de alojamiento en nuestra página de alojamiento en Islandia.

Dónde comer en Reykiavík

En Reykiavík hay una gran cantidad de restaurantes y muy variados, de gastronomía islandesa o más internacional (kebab, pizzerías, chinos,…), y el ambiente de algunos de estos cafés-restaurantes es único. Les recomendamos los restaurantes del puerto, como el Icelandic Fish & Chips, uno de los más conocidos de la ciudad, donde pueden comer diferentes tipos de pescado frito o al horno, mejillones y marisco. También hay deliciosas salsas a base de skyr (un yogur local). También hay restaurantes agradables en el casco antiguo, entre Laugavegur y el puerto, para comer o simplemente para tomar algo, como el Laudromat Café, donde sólo hay bocadillos, hamburguesas y algunos platos, pero que tiene bastante ambiente y una buena decoración, además de una gran cantidad de libros y zona de juegos para niños – llama la atención el cartel de la entrada que dice: “life’s too short for bad burgers!” -. En la perpendicular de Laugavegur está el Vegamòt, con bastantes platos donde elegir.

La extraña catedral de Hallgrímskirkja, símbolo de la ciudad. ©Neus Cañas.

También pueden ir a algún restaurante vegetariano también en Laugavegur, como el Á naestugrösum (Laugavegur 20b) o el Graenn Kostur (Skolavördustígur 8). También hay cafés-pub donde pueden comer bien y barato, como el Café Paris (Austurstraeti 14) o el sorprendente Hús Málarans (Bankastraeti 7a), con su galería de arte. Esta es una muestra de los restaurantes y cafés que pueden encontrar en Reykiavík. Por otra parte, si quieren tomar helados deliciosos en Islandia, vayan al Ísbúdin Álfneimun (en Álfheimar 2).

Ruta por Reikiavík

La capital de Islandia es bastante pequeña, por lo que se puede recorrer a pie sin ningún problema. Lo ideal es perderse por las calles e ir viendo los diferentes sitios de interés turístico. Si tienen coche, piensen que no es fácil encontrar aparcamiento libre, ya que casi todas las calles tienen parquímetro. Pueden empezar la ruta partiendo de uno de los edificios más representativos de Reikiavík: la catedral luterana de Hallgrímskirkja, el edificio más alto del país que les servirá de punto de referencia para orientarse por la ciudad. Fue diseñado por Guðjón Samúelsson, que se inspiró en los bosques de columnas basálticas del paisaje volcánico islandés. Y no dejen de subir a lo alto de la torre en ascensor y disfrutar de unas hermosas vistas de Reikiavík. Enfrente de la catedral Hallgrimskirkja hay una plaza presidida por la estatua de Leifur Ericsson, descubridor de Vinland.

El viejo Reikiavík: entre el Lago Tjörnin y el mar

Pueden dirigirse al viejo barrio que hay entre el lago y el mar. Uno de los lugares favoritos de los islandeses para pasear es el lago Tjörnin, donde podemos ver varias especies migratorias. Cerca del lago está el ayuntamiento de la ciudad, el Raðhúsið, también conocido como Reykjavik City Hall, que fue inaugurado en 1992. Es un edificio moderno al que pueden entrar para ver alguna de las muchas exposiciones que suele haber, ya que es un foro cultural, así como lugar de encuentro y de información. No muy lejos está la sede del Parlamento islandés, el Alþingihús, construida con piedra de dolerita (roca volcánica), entre 1880 y 1881, tan sencillo como la Casa del Gobierno. A su izquierda, En la parte oriental del lago Tjörnin está la iglesia neogótica Fríkirkjan í Reykjavík (Iglesia Libre Luretana de Reykjavík, opuesta a la Iglesia Luterana Danesa), una iglesia de madera pintada de blanco con los tejados verdes que fue construida en 1902 al modo tradicional. Allí suele haber conciertos de todo tipo de música.

El lago Tjörnin en el centro de Reykiavík, que en invierno se hiela y se transforma en pista de patinaje.

En este barrio, el que hay entre el lago Tjörnin y el puerto, es donde se encuentran las calles más interesantes del Viejo Reykjavík, con las casas más bellas, muchas de ellas de colores, construidas al más auténtico estilo islandés: casas de madera, de chapa ondulada, con tejados a dos aguas, buhardillas con dos pisos y muchas ventanas. Una gran parte albergan tiendas o restaurantes donde pueden degustar ricos platos populares, como la crema de langosta o migas de pescado con patata cocida. Piérdanse por cualquiera de estas calles: la Mýrargata (calle de las Marismas), la Vesturgata (del Oeste), la Ránargata (del Robo), la Barugata (del Pozo), la Öldugata (de Las Olas), la Hafnarstraeti (del Puerto), la Vonarstraetti (de La Esperanza), La Kirkjustraeti (de la Iglesia), la Garðastraeti (de los Jardines), la Tryggvagata (de Los Archivos), entre otras.

Al oeste del lago Tjörnin, en lo alto de una colina, se encuentra la iglesia Landakotskirkja o Basilika Krists Konungs (Basílica de Cristo Rey), la catedral católica de Islandia, construida por el mismo arquitecto que proyecto la catedral Hallgrímskirkja. Es de estilo neogótico, bastante luminosa en su interior. En ella suele haber conciertos de órgano. En los alrededores hay bonitos edificios, como el del colegio católico de Islandia, el Landakotsskóli.

Un ejemplo de las magníficas casas que se encontrarán por el viejo Reikiavík. Foto de malino.
Un ejemplo de las magníficas casas que se encontrarán por el viejo Reikiavík.

El Viejo Reikiavík: por el Paseo Marítimo

No dejen de ir al Paseo Marítimo, el Saebraut, una zona muy popular, por la que pasa gente paseando, en bici o en patines, un lugar muy agradable, a pesar de los rascacielos que construyeron tras el crash financiero islandés, que hizo que Reikiavík perdiese algo de su encanto. Paseando, podrán admirar el Monte Esja y se toparán con la llamativa escultura “Sun Voyager” de Jon Gunnar Arnason, que representa a un barco vikingo. Cuando se pone el sol, pueden hacer bonitas fotografías con la escultura en primer plano.

Y, siguiendo por el paseo, llegarán al puerto y seguramente se encontrarán con una cola de gente que va a comprar el “perrito caliente más sabroso del mundo” en el puesto Bæjarins Beztu. Ustedes juzgarán si es el mejor o es similar al que venden en el exterior de la piscina Laugardalslaug. Eso sí, fue elegido por el periódico “The Guardian” como el “mejor hot dog europeo”. Una vez lo hayan probado, pueden visitar el Harpa, el Centro de conciertos y conferencias de Reikiavík, un edificio muy interesante desde el punto de vista arquitectónico, con su fachada formada por hexágonos de cristal que, con los cambios de la luminosidad del día, crean efectos caleidoscópicos de lo que rodea al edificio. También pueden echarle un vistazo al programa musical, ya que suele ser bastante interesante.

La fisonomía del viejo Reikiavík cambió mucho desde finales de los años 90, cuando en el paseo marítimo el único edificio que había era el bello palacete Hofði, por el que pasaron personajes ilustres y en el que se reunieron Reagan y Gorbachov para poner fin a la Guerra Fría. Si seguimos nuestra ruta por la parte antigua de la capital, veremos el Laekjartorg, que es la Casa del Gobierno, una casa sencilla sin verjas ni guardias. Nadie pensaría que alberga tan importante lugar; está hecho a imagen y semejanza de los propios miembros del gobierno islandés, también sencillos, que andan por el país como uno más, sin guardaespaldas. La Casa del Gobierno fue construida en el siglo XVIII y es una antigua prisión.

Después pueden ir al Arnarhöll, situado entre la Casa de Gobierno y el mar, en la colina al este del lago Tjörnin, que es un pequeño parque por cuyas laderas bajan en trineo los habitantes de la ciudad en invierno. Desde allí hay buenas vistas del puerto en el que atracan muchos cruceros, sobre todo en verano.

Típicas asas de colores del viejo Reykjiavík. Foto de paulmills_41.
Típicas asas de colores del viejo Reykjiavík. .

El barrio de Laugardalur (Hot Spring Valley)

El antiguo Camino del Lavadero (Laugavegur) es la vía comercial del Viejo Reykiavík. Y el Laugadalur – que significa “valle de los manantiales calientes” -, es donde se sitúa el antiguo lavadero, hoy el lugar más importante de recreo y uno de los complejos deportivos más importantes de Reykiavík. Hay pistas de atletismo, campos de fútbol, una pista de hielo cubierta, el estadio de fútbol de Reikiavík y el Laugardalshöll Arena, un espacio polivalente donde tienen también lugar grandes conciertos, ferieas, exposiciones, campeonatos (como el de Balonmano 1995 o el Campeonato Mundial de Ajedrez donde el norteamericano Bobby Ficher derrotó al ruso Boris Spassky).

Pero Laugardalur es también un parque en donde encontrarán un albergue juvenil, un camping y la piscina termal al aire libre más grande de Reikiavík, llamada Laugardalslaug. Hay también un hermoso Jardín Botánico, con bosques y lagunas al que se accede gratuitamente. Y el llamado Parque de la Familia (Family Park), un parque infantil donde hay atracciones para niños de todas las edades, sobre todo en temporada alta; después se mantiene abierto como una zona de juegos. Además, está el Zoo de Laugardalur, con una muestra de la fauna islandesa, que está abierto todo el año.

Colección de esculturas de Ásmundur Sveinsson en la que fue su casa y su taller, en el Parque Laugardalur. Foto de STay's stills.
Colección de esculturas de Ásmundur Sveinsson en la que fue su casa y su taller, en el Parque Laugardalur.

Finalmente, en Laugardalur también podemos ver una interesantísima colección de esculturas (Ásmundarsafn) de Ásmundur Sveinsson (1893-1982), pionero de la escultura moderna islandesas que pertenecen al Museo de Arte de Reikiavík (una zona del museo se encuentra en Laugardalur). La colección se encuentra expuesta en parte en el antiguo estudio del escultor, un edificio blanco con una cúpula blanca y de cristal que ilumina el espacio donde se encuentran las esculturas. Otra parte de la colección está en el jardín exterior.

Después, pueden dirigirse al Edificio Perlan (La Perla), que está en una colina por la que hay varios senderos para pasear. Este edificio alberga el Museo de las Sagas, y tiene un restaurante en la cúpula y un mirador al que vale la pena subir, ya que hay vistas panorámicas de Reykiavík. Además, la estructura de cristal del Edificio Perlan está situada sobre seis tanques de agua termales utilizados para la calefacción de la ciudad. Recuerden que Reykiavík es abastecido con agua caliente de origen geotérmico para todos los usos (tanto para las casas como para las piscinas y spas municipales, así como para calentar la aceras y las calles para evitar que el suelo no se cubra de hielo en invierno.

Excursiones desde Reikiavík

Desde Reikiavík pueden hacer excursiones a lugares cercanos, como el Monte Esja, al que pueden llegar en autobús, y desde el cual pueden admirar las vistas espectaculares de la capital, así como hacer rutas de senderismo. También pueden ir a la isla de Viðey, a sólo unos minutos de Reykjiavík en barco (consulten nuestra página de ferries), en donde pueden hacer excursiones por varias rutas de senderismo, andar a caballo, etc. En Viðey pueden ver la reciente obra de Yoko Ono, la torre Imagine Peace, un faro de luz que se enciende de octubre a diciembre (más información en nuestra sección de patrimonio). Otra excursión que no deben perderse es la del tour en barco para observar ballenas y para ir a la isla de los frailecilos.

Más información, en nuestra página dedicada a excursiones desde Reykiavík.

Piscinas termales en Reikiavík

No pasen por Reikiavík ni de ningún lugar de Islandia sin haber pasado por alguno de los numerosos balnearios o piscinas termales omnipresentes en Islandia gracias a la constante actividad volcánica de la isla. Así podrán darse un baño relajante en estas aguas geotermales con propiedades beneficiosas para la salud y para la piel. Forman parte de la vida cotidiana de los islandeses, un lugar de encuentro muy peculiar. Sólo en Reikiavík hay 126 piscinas públicas (como la de Árbæjarlaug, Laugardalslaug y Grafarvogslaug; y además, la capital tiene también su propia playa geotermal con spas, la de Nauthólsvík, abierta en el año 2000, con lo que la bahía de Nauthólsvík se convirtió en la playa más popular de Reikiavík. Aunque también está la famosa Blue Lagoon, a tan sólo 40 minutos de la ciudad, un centro termal muy bello al que acuden miles de visitantes para utilizar sus aguas y su barro con fines relajantes y curativos.

El Perlan (la Perla), edificio donde se deposita agua termal para la calefacción de la ciudad; pero también alberga un museo y un restaurante en su cúpula. Foto de konninn.
El Perlan (la Perla), edificio donde se deposita agua termal para la calefacción de la ciudad; pero también alberga un museo y un restaurante en su cúpula.

La cultura en Reikiavík

La cultura tiene un lugar especial reservado en esta efervescente capital nórdica. Una multitud de teatros, museos y galerías repartidos por toda la ciudad en donde pueden admirar las nuevas tendencias artísticas y aprender algo más de la historia y las tradiciones islandesas. Por otra parte, los festivales culturales se multiplican todos los años, así como las exposiciones y las producciones escénicas. Entre los festivales más importantes, se encuentran: el Reykjavík Blues Festival, el Reykjavík Arts Festival, el Reykjavík Dance Festival, el Winter Lights Festival, Dark Music Days, el Día de la Cerveza, el Festival del Mar,…entre muchos otros.

Más información, en nuestra página sobre Festivales en Islandia.

Más información, en nuestra página sobre Museos y galerías de arte en Islandia.

De compras por Reikiavík

En la ciudad hay una zona comercial que se concentra en torno a la calle principal Laugavegur, en la que pueden encontrar todo tipo de tiendas: boutiques, galerías de arte, tiendas de diseñadores, joyerías, tiendas de artesanía. Por otra parte, también está Skólavödustígur, la calle que comunica Lugavegur con la catedral de Hallgrímskirkja, que es una calle comercial bastante chic. Después está el centro comercial Kringlan (en el nuevo centro), con 150 tiendas, entre las que se encuentra la tienda Íslandia, un lugar exclusivo donde pueden comprar souvenirs de la isla (aunque también pueden encontrar souvenirs en Laekjargata, Bankastraeti, y en la zona entre Tjörnin y la bahía.

En cuanto a tiendas típicas, encontrarán las especializadas en ropa de calidad para el frío, así como tiendas con los típicos jerseys de lana islandeses. Por otra parte, está el mercado de Laugardalur, al aire libre, que abre los sábados de 10.00-17.00 y los domingos de 11.00-17.00.

Más información sobre horarios comerciales y otros temas prácticos, en nuestra página de Informaciones prácticas.

La noche en Reikiavík

Se ha ido creando un mito en torno a la noche de Reikiavík, gracias precisamente a las guías de viajes y, por supuesto, a la buena labor del Consejo turístico islandés. Aunque este ambiente de fiesta que hay en las calles y bares y discotecas de la capital todos los fines de semana, no es desconocido en países como España y en algunos de América Latina. La vida nocturna se desarrolla en torno a la calle principal, Laugavegur, aunque el barrio de moda de Reikiavík es el Distrito 101 (código postal), que está en el centro de la ciudad y entra en efervescencia los viernes por la noche: las calles se llenan de gente que van de ruta (runtur) por los bares). Los precios de los bares son muy caros, por lo que los habitantes de la ciudad suelen empezar la fiesta en casa, por lo que el ambiente no empieza hasta las 11 y media de la noche.

Reykjavík es una capital con muy buen ambiente, tanto de día como de noche. Foto de Oren & Shimrit.
Reykjavík es una capital con muy buen ambiente, tanto de día como de noche.

Hay conciertos al aire libre, bares, restaurantes, teatros, galerías. Es un placer salir en Reikiavík sobre todo en verano, cuando la noche no es noche y la luz es eterna. Además, Reikiavík ofrece al visitante una amplia variedad de restaurantes donde pueden degustar la deliciosa gastronomía local.

Los horarios de apertura de los bares es: de domingo a jueves de 10.00-01.00 y viernes y sábados de 10.00-03.00, mientras que las discotecas nocturnas cierran a las 04.00 ó 05.00. En los locales con música en directo, hay que pagar una entrada. Y se puede adquirir alcohol en bares y restaurantes con licencia, así como en tiendas Áfengisbúd (lunes-jueves, de 14:00 a 18:00, y viernes de 10:00 a 18:00).

Año Nuevo en Reykjiavík

Les proponemos una excursión nocturna por Reykjiavík el 31 de diciembre, a partir de las 20:00, para disfrutar de un espectáculo único de fuegos artificiales, acompañado de las típicas tostadas y vino espumoso. Miles de personas se reúnen en torno a grandes hogeras por los diferentes barrios de Reykjiavík, esperando la medianoche para darle la bienvenida al año nuevo con fuegos artificiales. Más información y reservas.

Para orientarse visite nuestra página de mapas y callejeros de Reykiavik.