La Laguna Azul, Blue Lagoon

La Laguna Azul o Blue Lagoon (en inglés) o Bláa lónið se encuentra en el suroeste de Islandia, a 39 km de Reykiavík y a 13 km del aeropuerto internacional de Keflavík y es uno de los lugares más visitados de Islandia, por su situación ideal y por ser un sitio único. Es un inmenso balneario geotérmico de aguas azul turquesa situado en un campo de lava en Grindavík (península de Reykjanes). Es una experiencia única que les recomendamos, ya que bañarse en aguas con ese color que están a unos 37ºC, con una temperatura exterior de 10º es un gran placer.

La Laguna Azul o Blue Lagoon es un balneario de paso obligado en Islandia. Sus aguas azul turquesa invitan al baño y al relax. Foto de Daniel Skoog.
La Laguna Azul o Blue Lagoon es un balneario de paso obligado en Islandia. Sus aguas azul turquesa invitan al baño y al relax. 

Aguas con virtudes curativas

Estas aguas termales son únicas como ecosistema, ya que están compuestas en gran parte por agua de mar (2/3) y tan sólo 1/3 por agua de lluvia, cuando normalmente las aguas geotermales están compuestas por agua de lluvia. En ellas tan sólo encontramos ciertas especies de microorganismos, como bacterias y algas verdiazules; a pesar de que las condiciones son buenas (salinidad, temperatura y ph) para que crezcan más organismos, las precipitaciones de silicio lo impiden.

El agua de la Laguna Azul es purificante y destruye las bacterias contaminantes que traen los bañistas, gracias al silicato y las algas verdiazules (que protegen la piel de los rayos UV y estimulan la producción de colágeno). Los dermatólogos islandeses han constatado las virtudes curativas que tiene en los afectados por psoriasis, aún más si se envuelven en los barros de la laguna.

El color azul turquesa de las aguas se debe a la presencia de las algas verdiazules. Aunque, una vez en el agua, las aguas parecen más bien blancas anacaradas, debido al silicio, y a la omnipresencia del vapor de agua.

Historia

La zona geotérmica de Svartsengi empieza a ser explotada en 1976 y la fábrica utiliza el vapor del agua subterránea (250º) para crear electricidad y abastecer a toda la zona suroeste de la isla, que la utilizan sobre todo para la calefacción. El agua llena de Silicio que no explota la fábrica (por su alta concentración de sales) se vierte a un lago artificial que conforma lo que hoy conocemos como la Laguna Azul. A partir de 1981 los islandeses comienzan a bañarse en estas aguas cálidas, y empiezan a darse cuenta de que tienen virtudes curativas para la piel (sobre todo en casos de psoriasis) que parece que se debe al silicio. En 1987 se abren las piscinas al público y en 1994 una clínica especializada en el tratamiento de la psoriasis. Y no es hasta 1999 cuando un arquitecto, Sigríður Sigþórsdóttir, crea un complejo en torno a la laguna, con una piscina termal, un restaurante y tiendas. A partir de ese momento, la Laguna Azul se convierte en un sitio turístico por el que pasan 400.000 personas por año.

En la laguna también hay sauna, hammam, zonas de barro para embadurnarse y una cascada. Foto dePat L.314.
En la laguna también hay sauna, hammam, zonas de barro para embadurnarse y una cascada.

La Laguna

La zona de baño es inmensa (350 m²) de aguas a 37-39 °C, por lo que los visitantes pueden nadar con libertad y relajarse en cualquier rincón del complejo. Recuerden que la salinidad del agua es muy fuerte, por lo que el cuerpo flota fácilmente. Los bañistas pueden también sentarse en los bancos de Jabota, una madera brasileña ultraresistente, ir a las saunas o hammam, o embadurnarse con el barro de silicio y hacerse máscaras purificantes. Y uno de los lugares preferidos por los bañistas es la cascada que, con la fuerza de la caída, da masajes – tal vez un poco fuertes – que producen una sensación de bienestar única. En el entorno de la laguna, al fondo, se encuentra la fábrica geotérmica rodeada de vapor de agua y de tuberías metálicas.

La clínica

En la clínica de la Laguna Azul se tratan ciertos problemas de piel, como la psoriasis o la urticaria, desde 1994, siempre bajo control médico. Hay una piscina interior de 50 m², en la que los pacientes pueden estar más tranquilos.

Duchas obligatorias

En Islandia hay un estricto código de higiene y los bañistas tienen que ducharse desnudos antes de poder entrar en las aguas de la Laguna Azul, aunque es cierto que no todo el mundo lo hace. Eso sí, después del baño, hay que ducharse de nuevo bajo la atenta mirada de los vigilantes.

El Festival de Iceland Airwaves, uno de los festivales más importantes de Islandia, tiene uno de sus escenarios en el Blue Lagoon. Foto de Iceland Airwaves.
El Festival de Iceland Airwaves, uno de los festivales más importantes de Islandia, tiene uno de sus escenarios en el Blue Lagoon. 

Festival Iceland Airwaves en la Laguna Azul

El Festival Iceland Airwaves es uno de los festivales de música más importantes de Islandia y reúne grupos de estilos variados y artistas de todo el mundo. Entre octubre y noviembre Reikiavík abre las puertas de diferentes lugares emblemáticos, como el Museo de Arte o la Laguna Azul, que se convierte en escenario original del Iceland Airwaves; en ella tiene lugar una de las mejores fiestas.

Horarios  entrada Laguna Azul  

De junio a agosto: 09:00 – 21:00; de septiembre a mayo: 10:00 – 20:00.
La Laguna Azul está abierta todos los días del año. Posibilidad de visitas privadas.
El restaurante Blue Lagoon LAVA está abierto entre las 11:30 y las 20:30 (en verano hasta 21:00).

Precios         

Adultos: 35€ – 40€;  Niños menores 13 años: gratuito; Niños entre 14-15 años y discapacitados: 15€.

Alquiler de toallas: 5€, traje de baño: 5€, albornoz: 9€.

Cómo se llega a la Laguna Azul

Laguna Azul está muy bien situada: a tan sólo 20 minutos en coche del aeropuerto internacional de Keflavík y a 40 minutos de Reykjavíkpor lo que muchos viajeros se deciden a ir antes de coger el avión o de visitar la capital islandesa. Las coordenadas de GPS son : Laguna Azul: 63.879, -22.434.

Para más información visite la página del mapa de la Laguna Azul.