Isafjördur

Impresionante panorama de Ísafjördur, a la derecha el gran fiordo de Isafjardarjúp se abre como un mar.
Impresionante panorama de Ísafjördur, a la derecha el gran fiordo de Isafjardarjúp se abre como un mar.

Esta pequeña ciudad de menos de 3000 habitantes es la capital de la región de los Fiordos del Noroeste (Westfjord). No se puede imaginar escenario más espectacular para colocar un pequeño pueblecito con casas de madera y barcos anclados junto a los muelles. No en vano los parajes islandeses aparecen en numerosas películas y series de televisión. Sin embargo, Ísafjördur es particularmente singular. La ciudad misma está anclada en mitad de una lengua de arena y tierra que se interna en el fiordo bajo dos crestas montañosas inmensas que la protegen y la vigilan. En realidad se trata de un banco de arena del pequeño fiordo de Skutulsfjördur. Este banco de arena fue el origen del pueblo que hoy se extiende hacia el interior del fiordo. Y Skutulsfjörður es en realidad una pequeña extremidad del gran fiordo Ísafjardardjúp, uno de los más grandes de la region de Westfjords.

En los últimos años varios túneles han permitido mejorar las comunicaciones por carretera y los accesos hacia otras localidades de los fiordos del Oeste (Bolungarvík, Súdavík, Flateyri y Suðureyri), hacia la Ring Road y Reykiavik son más fáciles. Pero antaño el barco, cuaando el tiempo lo permitía y las pistas de tierra eran los únicos caminos para acercarse a Reykiavik. No obstante, la población eran mucho mayor que actualmente ya que la industria de la pesca y el salazón animaban toda la región. Hoy un pequeño aeropuerto acerca la capaital en 40 minutos de vuelo.

Pueblo pequeño, mucha animación.

Isafjorduren invierno, el decorado se mantiene, pero los colores cambian. Foto de Runardo.
Isafjordur en invierno, el decorado se mantiene, pero los colores cambian.

Ísafjörður sólo tiene unos 2.600 habitantes pero a pesar de ello posee una vida cultural y social envidiable. En el pueblo existe una universidad que cuenta con 7000 estudiantes en toda la comarca, muchos de ellos siguen los cursos a distancia. También encontramos un pequeño conservatorio, un hospital, un centro cultural con su biblioteca y sala de conciertos. Precisamente la música ha devuelto un poco del antiguo esplendor a Ísafjördur gracias a la popularidad de algunos de sus grupos de música y a la celebración de un Festival de Pop Rock. Mugison es la banda más conocida y con mayor proyección internacional.

El turismo es la actividad más importante tras el declino de la pesca. Gracias a él y a la mejora de las comunicaciones  Ísafjördur ha atraído incluso a algunas pequeñas start-ups, empresas del sector tecnológico o Internet.

Ísafjörður fue uno de los puertos pesqueros principales de Islandia, pero la crisis derivada de la reducción de la cota de pesca para mantener los caladeros redujo y mucho la industria. Por ello muchas personas emigraron hacia la conurbación de Reykiavik. La ciudad se fundó en el siglo IX y en el siglo XVI se convirtió en un centro de comercio entre los islandeses y los barcos que llegaban de otras partes del mundo.

Que ver.

Calles y edicios de época, de otra época ya pasada pero que ha dejado su huella en Isafjordur.
Calles y edificios de época, de otra época ya pasada pero que ha dejado su huella en Isafjordur.

Además de los edificios reseñados antes hay que destacar que Ísafjördur cuenta con un Museo Municipal situado en la casa más antigua de la ciudad que data de ¡1742! En Ísafjördur se encuentran varias casas del siglo XVIII conservadas en excelente estado. En otra de ellas, Turnhús, se sitúa el Museo Marítimo.

Las dos montañas que protegen este pequeño saliente del fiordo pueden visitarse sin muchas dificultades. Hay que estar en forma, eso sí. Los amantes del senderismo, y los de la fotografía, disfrutarán muchísimo, sobre todo en verano cuando el clima permite los largos paseos.

Qué hacer.

Además de la naturaleza, la cultura y el deporte son los otros dos los atractivos de Ísafjördur. Para los deportistas les recordamos que la ciudad cuenta con un campo de golf (Isafjordur Golf Course), que debe ser sin duda uno de los más septentrionales del planeta. El esquí, como no podía ser de otra manera también está presente con La Semana del Esquí y el Fossavatn Ski Marathon.

La música cuenta con dos citas muy importantes, la primera tiene lugar a mediados de abril, es el Aldrei fór ég suður (Nunca voy al sur) – Ísafjörður Rock Festival. Este festival intenta sacar la cultura de Reykiavik y acercarla a zonas menos pobladas como ésta.

El otro gran acontecimiento es el Við Djúpið Music Festival, un conjunto de actividades que integran clases prácticas impartidas por músicos clásicos a los habitantes de la ciudad, junto a conciertos y actuaciones. Tiene lugar en agosto.

Por último una actividad muy recomendable para el frío invierno, los cálidos chapuzones en las piscinas y baños termales de la zona. Humeantes todo el año.

Como ven la pequeña población cuenta con muchos alicientes para desviarnos de la Ring Road y acercarnos a este lugar, uno de los mas aislados de Islandia y uno de los más bellos.

Mugison el grupo más internacional deIsafjordur. Foto de neate photos.
Mugison el grupo más internacional de Isafjordur.

Como llegar.

Por carretera se tarda unas seis horas, 450 enrevesados pero bellísimos kilómetros por los fiordos del noroeste, la región más salvaje, si cabe de la costa islandesa. Akureyri se sitúa un poco más lejos a 7 horas y 550 simpáticos kilómetros.

La alternativa es un vuelo interno, no demasiado barato, pero en 40 minutos llegaremos desde Rekiavik con AirIceland.

En los últimos años con el auge del turismo los cruceros suele internarse en el fiordo y hacer escala en Ísafjörður

Donde dormir.

La oferta hotelera no es inmensa, pero existen coquetos y acogedores Bed and Breakfast que son una alternativa interesante.

Las granjas son otro de los alojamientos típicamente islandeses. Y también existe un camping, sobre todo para el verano.

Como Moverse.

Existen ferries que comunican Ísafjörður con los principales pueblos de la comarca.

Panorama de los FIrodos del Oeste. Isafjordur al fondo. Foto de David Abresparr.
Panorama de los Fiordos del Oeste. Isafjordur al fondo.