Cruceros en Islandia

Los cruceros de placer se acercan cada vez más al frío ártico. Gracias, o más bien por culpa del calentamiento global, es más fácil navegar por las aguas del norte de Europa. Destinos como Noruega, el Báltico e incluso la islas Feroe ya son muy comunes. Islandia no podía quedar fuerza de los circuitos de navegación de cruceros. De hecho sus situación a medio camino entre Europa y América hace que podamos acercarnos a la isla tanto desde puertos europeos como americanos. Además la cercanía de Groenlandia, un destino exótico y novedoso hace que cada vez más barcos hagan escala en Reykiavik.

Vista de Reikiavík, escala de los cruceros polares. Foto de afer92 (on and off).
Vista de Reikiavík, escala de los cruceros polares.

En crucero desde Europa.

Los puertos de salida son normalmente puertos del norte de Europa, principalmente Ámsterdam en Holanda, Hamburgo en Alemania y Copenhague en Dinamarca. Los cruceros suelen duran entre 10 y 14 días, aunque la variedad es grande. Normalmente comienzan a partir de mayo hasta septiembre, los mejores meses para la navegación.

Las rutas y escalan varían, pero suelen tocar los puertos de las islas británicas del norte de Escocia, las Orcadas (Kirkwall) y las Shetland (Lerwick) y las islas danesas de las Feroe (Tórshavn). Después los cruceros arriban a Reykiavik. Algunos circunnavegan la isla haciendo escala en Akureyri, Hafnarfjördur e Isafjörður. Otros continúan hasta Groenlandia.

Otras rutas salen de Gran Bretaña en (Southampton y Harwich) combinando los fiordos noruegos con Islandia y el archipiélago de las Svalbard. Otras unen Islandia con Irlanda y Gran Bretaña.

Desde Copenhague también encontramos rutas similares, a veces con escala en Suecia. Estos cruceros son más largos, a partir de 14 días.

Saliendo desde América.

Desde Boston, Nueva York o Montreal, cruceros similares a los europeos recorren el canal de San Lorenzo, Terranova y la Isla del Príncipe Eduardo, parte de la península de Labrador, Groenlandia e Islandia, con recorridos que van desde los 10 días hasta casi el mes si el crucero termina en Europa.

Porque algunos cruceros recorren todo el Atlántico norte saliendo de Copenhague o Ámsterdam y recalando en Nueva York tras visitar Noruega, las Feroe, Islandia, Groenlandia, Terranova y el oeste canadiense. Estos cruceros pueden durar hasta 28 días

Para más información consulte el panel de información sobre cruceros más abajo o viste nuestra página especializada en cruceros.